Elaboración del Informe Final .

 

Elaboración del informe final

 

Una tesis es un documento académico que se escribe para dar a conocer a otros un trabajo realizado, por lo tanto, debe cuidarse que sea elaborado con una redacción clara y fluida, además que el formato se apegue a las normas de estilo que institucionalmente se han elegido. Debe considerarse que si bien existe una gran diversidad de estilos, es pertinente ceñirse a un determinado modelo para evitar confusión a los estudiantes/egresados y mantener una imagen que dé cuenta de la unidad del cuerpo académico de la institución.

 

En tal sentido, los siguientes lineamientos constituyen una elección que la Universidad Hispano ha realizado para dar uniformidad a sus trabajos y guiar a sus alumnos en la elaboración de sus trabajos recepcionales y se remiten al formato APA en su sexta edición en inglés y tercera edición en español, en (www.manualmoderno.com) podrán encontrar recursos de apoyo en español.

 

Características generales de documentos académicos y recepcionales


Tipo de letra. La fuente recomendada para su elaboración es Times New Roman en tamaño de 12 puntos.


Interlineado. Utilice doble espacio entre todas las líneas de texto del documento. Use doble espacio después de cada línea en el título, los encabezados, las notas al pie, las citas, las referencias y los pies de las figuras.


Márgenes. Deje márgenes uniformes de una pulgada (2.5 cm) en la parte superior, inferior, izquierda y derecha.

 

Alineación. No justifique las líneas, utilice el estilo de alineación a la izquierda. No divida las palabras al final de una línea y tampoco emplee guiones para separarlas.


Párrafos y sangría.  Utilice sangría en la primera línea de cada párrafo y en la primera línea de cada nota al pie.

 

Respecto al formato de títulos de primer nivel, éstos deberán escribirse con mayúsculas la primera letra y minúsculas en negritas (introducción, índice, títulos de capítulos, conclusiones, referencias bibliográficas, y anexos). Los subtítulos, o títulos de segundo orden (como puntos derivados de los capítulos se escribirán en negritas, con mayúscula la primera letra y minúsculas el resto, con excepción de aquellos que incluyan nombres propios, en cuyo caso deberán escribirse con mayúsculas la primera letra en las palabras que así lo requieran


No es conveniente dejar espacios en blanco al final de una página, sino continuar con el siguiente punto, salvo en los casos que se trate de fin de capítulo, en cuya situación deberá insertarseun salto de página; tampoco es recomendable dejar al final de una página un título separado de su texto correspondiente.

 

Es importante recordar que las normas determinan que los títulos y subtítulos no deben llevar punto final.

 

Redacción y ortografía


Aun cuando la redacción es una característica personal, es importante cuidar la corrección y fluidez en la expresión de las ideas que conforman el documento. La recomendación más importante es redactar de la forma más simple y directa posible, a fin de evitar confusiones que dificulten la lectura.


Una tesis es más que un documento para obtener un grado académico, es un reporte de investigación que concluye un proceso formativo que servirá además como referencia o modelo para otros futuros estudiantes. También para aquellos interesados en el tema o problema abordado. Por lo tanto, debe tenerse presente que se escribe para que otros lo lean, y por ello es necesario cuidar la propiedad en el uso y aplicación de las reglas de nuestro idioma.

Se recomienda que la redacción de este tipo de documentos sea impersonal, no en primera persona, ni singular ni plural. Para lograrlo es preciso evitar el uso de pronombres y adjetivos personales como yo, mío, nosotros y nuestros.  Ejemplos de ello podrían ser las siguientes formas: En el presente estudio se pretende…; Los objetivos de la presente investigación…;El autor (la autora) ha encontrado que…; El interés del (de la) autor (a) se centra en…

 

En cuanto a la ortografía, parece innecesario decir que todo profesionista debería escribir con corrección su propio idioma, y por ello, es un requisito indispensable revisar cuidadosamente toda la tesis y hacer las correcciones necesarias, actividad en la cual los directores o asesores de tesis juegan un papel relevante.

 

Institucionalmente, vigilar que la redacción y la ortografía sean las adecuadas es una tarea de todos los docentes que participan en el proceso de formación de los profesionistas que en ella realizan sus estudios superiores, desde su ingreso hasta la elaboración de la tesis, ya que esto sólo podrá lograrse en la medida que se trabaje conjuntamente.

 

Elaboración de citas y referencias

 

Una de las primeras características que debe mostrar un profesionista es la honestidad, por ello, es esencial que cuando esté utilizando para la estructuración de su trabajo las ideas o palabras de otra persona, le dé a quien corresponde el crédito por ello. Tomar partes de un texto o tan solo la idea de un autor y no dar la referencia requerida constituye un plagio, lo cual es indebido en este tipo de documentos.

 

Por tal razón deberá tenerse un especial cuidado en no incurrir en ningún tipo de plagio que pudiera invalidar el trabajo realizado.

 

En general, el estilo de tesis o informe científico es sobrio, mesurado, claro y preciso (Baena, 1995).  Escribir es un arte que puede aprenderse sólo escribiendo; el investigador que apenas se inicia encontrará serias dificultades para plasmar en el papel sus ideas. Se ve tentado a copiar párrafos completos de autores de libros o artículos, porque siente que expresan mejor aquello que pretende decir; sin embargo, no es correcto hacer un "refrito" de libros u otros escritos.  (Romero, 1995; Baena, 1995)

 

El documento recepcional es un trabajo donde el sustentante debe mostrar su dominio del tema abordado, tanto a nivel teórico como práctico, y en ese sentido, el trabajo debe ser escrito por él o ella, no por los teóricos, así que debe constituir su propio discurso, apoyándose en los teóricos pero evitando que sólo se lea a éstos. En otras palabras, las citas utilizadas deberán servir como un sustento al propio discurso, pero no conformar la totalidad o la mayoría del trabajo. Dicho en otros términos, es necesario evitar el abuso en el uso de citas, ya sean textuales o parafraseadas, pues entonces el trabajo parecería más una compilación de otros autores.

 

Tipos de citas y formato de las mismas

Al respecto puede decirse que existen dos formas generales de citar un autor o texto, una es transcribiendo exactamente lo que aquel expuso, en cuyo caso se trata de una cita textual; o bien, retomando sólo la idea principal y explicarla en nuestras propias palabras, tratándose entonces de una cita parafraseada.

 

Tanto la cita misma como la referencia correspondiente deben sujetarse a las siguientes normas, tomadas del manual de la APA, que se exponen a continuación:

Las citas textuales pueden a su vez ser de dos tipos: breves (de hasta 40 palabras) y extensas (más de 40 palabras). En ambos casos debe incluirse en la referencia correspondiente los siguientes datos: primer apellido del autor o autores, año de edición de la obra y número de página donde se ubica la parte textual retomada.

 

La diferencia entre ellas se da en el formato en que se elaboran.

 

Las textuales breves se escriben en el mismo formato y tamaño de fuente en que se está elaborando el documento, y deben ir entrecomilladas para indicar la parte del texto que fue retomada o transcrita de la obra en cuestión. Si la cita aparece en medio de la oración, después de cerrar comillas anota inmediatamente la fuente entre paréntesis y continúa con la oración.

 

Ejemplos de citas breves:


            Al interpretar estos resultados, Robbins et al. (2003) sugirieron que los
“terapeutas en casos de deserción pueden haber validado, sin darse
cuenta, la negatividad de los padres hacia el adolescente y no responder
adecuadamente a las necesidades o preocupaciones de éste” (p.54),
contribuyendo con un clima de absoluta negatividad.

 

            La confusión de este tema es la naturaleza superpuesta de los roles en
el cuidado paliativo, a través del cual, “quienes se encuentran dentro de las
disciplinas médicas satisfacen las necesidades médicas; cualquier
miembro del equipo puede hacerse cargo de las necesidades
no médicas” ( Csikai & Chaitin, 2006, p. 112).

 

Por su parte, las citas textuales extensas, deben ir en párrafo aparte, con alineación izquierda pero con sangría izquierda de 2.5 cm. Este tipo de citas no llevan comillas, dado que la función de éstas en las citas breves es separar lo retomado textualmente del autor para diferenciarlo del discurso propio del sustentante, pero en este caso no es necesario pues lo copiado ya está separado del resto por el formato indicado. Al final del bloque de cita, cite la fuente de consulta y el número de página o párrafo en un paréntesis después del signo de puntuación final.

 

Ejemplo cita extensa:


Otros han contradicho esta opinión:


La co-presencia no garantiza la interacción íntima entre todos los miembros
del grupo. Considere las reuniones sociales a gran escala, en donde cientos
y miles de personas se congregan en un lugar para realizar un ritual o
celebrar un acontecimiento. (Purcell, 1997, pp. 111-112).

           

Para mostrar las diferencias mencionadas, a continuación se agrega un ejemplo de texto donde pueden verse citas textuales breves, extensas y citas parafraseadas, dicho ejemplo fue tomado de un trabajo de tesis y se enmarca en un cuadro de texto para no generar confusión: Tómese en cuenta que la transcripción se realizó exactamente como aparece en el trabajo mencionado para ejemplificar la manera en que las citas se integran al discurso o argumentación del sustentante.

 

Referencia de las citas

 

Hasta ahora se ha mencionado la forma de presentar las citas o ideas que fueron tomadas de las obras consultadas, pero, como ya se mencionó anteriormente, es preciso dar el crédito correspondiente a los autores de las mismas, y aun cuando ya se dieron los lineamientos generales, es necesario precisar situaciones concretas que a veces generan dudas en quienes escriben, para tal caso favor de remitirse al Manual de Publicaciones de la APA.( En la versión actualizada)

 

Una de dichas situaciones es cuando se desee referir a una obra elaborada por varios autores. Al respecto existen normas acerca de cómo hacer la referencia.


Cuando la obra tiene un solo autor, la referencia en la cita debe incluir sólo el primer apellido del autor, el año de edición y –en caso de ser textual la cita, el número de página donde se encuentra el texto reproducido. Estos datos se colocan entre paréntesis de la siguiente forma: (apellido, año, número de página). Por ejemplo: (Pérez, 2006, p. 15). Los espacios y signos de puntuación son los que señala el manual de la APA y no deben ser modificados.


Cuando la obra tiene dos autores debe ponerse el primer apellido de cada uno, con los demás datos, por ejemplo: (Casanova y Pérez, 2003) y la página si es cita textual.

 

Tratándose de tres, cuatro o cinco autores, se sugiere que la primera vez que se cite la obra se ponga el primer apellido de todos los autores, y en ocasiones sucesivas, sólo el del primer autor seguido de las siglas et al con punto al final:  por ejemplo, la primera vez que se cite sería: (Coll, Palacios y Marchesi, 2001) y en las siguientes sólo: (Coll et al., 2001)

 

En caso de existir seis o más autores, en todas las ocasiones sólo se citará el apellido del primero seguido de las siglas et al.

 

Otra, caso especial sucede cuando la obra citada no tiene un autor personal, sino que fue elaborada y publicada por una corporación u organización, en ese caso se considera a dicha institución u organismo como el autor de la misma, y la primera vez que se menciona debe ponerse el nombre completo y en lo sucesivo sólo la abreviatura correspondiente. Por ejemplo, (Secretaría de Educación Pública, 2009) y en lo sucesivo, (SEP, 2009).


Pudiera darse la circunstancia de contar con dos obras cuyos autores tienen el mismo primer apellido, en cuyo caso es necesario incluir las iniciales de los nombres, independientemente del año de edición de las obras. Por ejemplo: (Díaz-Barriga, F., 2008) y Díaz-Barriga, A. 2006) (NOTA: recuérdese que Díaz-Barriga es un solo apellido). Otro ejemplo: (Juárez, L. 2002) y (Juárez, C. 2001)

Una última situación que se debe comentar es cuando se tiene varias obras de un mismo autor y que fueron editadas el mismo año. En este caso para evitar confusiones al lector es necesario diferenciar entre ellas para que puedan remitirse –si así lo desean- a la obra en cuestión.

 

Por ejemplo, es común que las tesis relacionadas con el campo educativo hagan referencia a documentos de la SEP, y puede encontrarse en la situación descrita, para distinguir las diferentes obras se utiliza un inciso colocado después del año de edición, por ejemplo: SEP; 2003a, SEP, 2003b, SEP, 2003c.

 

Recuérdese que la distinción se hace únicamente cuando las obras corresponden a un mismo año, y no tiene que ver con él o los autores.

 

Del listado de Referencias bibliográficas

 

Es altamente recomendable cuidar que mientras se va escribiendo el documento, cuando se pongan citas y su referencia, en ese momento se vayan incluyendo éstas en el listado de referencias bibliográficas integrado al final del trabajo, para evitar que alguna vaya a quedar sin ser incluida.

El listado tiene un formato específico. Es elaborado también en fuente Times New Roman 12, con interlineado a doble espacio, utilizando además sangría francesa, la cual permite identificar a simple vista los apellidos de los autores referidos. Los diversos autores son colocados en estricto orden alfabético.

 

Cada referencia debe incluir los siguientes datos: autor, año de edición, título, ciudad de la publicación y editorial.


Respecto al autor, se pone el primer apellido del autor, seguido por una coma y la inicial del nombre o nombres, en caso de varios autores, hasta seis deben incluirse sus primeros apellidos y las iniciales de sus nombres. Es imprescindible separar el apellido del nombre mediante una coma. El punto después de cada inicial de nombre, irá seguido de coma para separar del siguiente autor. Por ejemplo: Antúnez, E., Pérez, A., Campos, S., López, M. y Jiménez, S.

 

El año de edición de la obra, o fecha de publicación, debe ir colocado entre paréntesis inmediatamente después de la sección que indica a los autores y con punto al final del paréntesis de cierre. Ejemplo:


Antúnez, E., Pérez, A., Campos, S., López, M. y Jiménez, S. (2004).

 

El siguiente apartado lo constituye el título de la obra, que debe escribirse completo, sin abreviaturas, en fuente normal (TNR 12, normal, ni cursivas ni negritas), sólo la primera letra de la primera palabra del título es mayúscula, a menos que tenga subtítulo separado por punto, o que incluya nombres propios.

 

Posterior al título, el cual lleva punto al final, se señala la ciudad o país donde fue publicada o editada la obra, seguida de punto y posteriormente se indica la compañía editorial que la publicó, tal y como aparece en los créditos de la publicación.


Como ejemplo puede consultarse el listado de referencias bibliográficas de este manual.

 

Paginación del documento

 

El manual de la APA sugiere que el documento incluya los números de página, en el margen inferior derecho de la hoja cuando se imprime de un solo lado de la misma. En trabajos cuya impresión se realice por ambos lados, el número deberá quedar ubicado en el margen inferior externo de cada página.

 

Serán contabilizadas la totalidad de las hojas, desde la portada, pero los números sólo irán impresos a partir de la segunda hoja de la presentación.

 

Acerca del manejo de tablas, cuadros y gráficas

 

Cuando para presentar la información se considere pertinente organizarla en tablas, cuadros o gráficas, deberá cuidarse los siguientes aspectos:

 

La presentación de las tablas deberá ser similar, cuidando de elaborarlas en fuente de menor tamaño a la utilizada en el cuerpo del documento, indicando el número de tabla de que se trata y asignándole un título que señale su contenido.


Deberá procurarse que las tablas no queden cortadas, sino distribuir la información para que queden íntegras en una misma página.

 

No es recomendable abusar de estos recursos, ya que puede dificultar la lectura o hacer tediosa la revisión del documento. Para ello es preciso identificar cuáles de los datos contenidos en ellas son verdaderamente relevantes para incluirse en el documento, o también, puede variarse entre distintas formas de organización de los datos.

 

Ya se mencionó que cuando éstas sean numerosas deberá integrarse un índice de tablas y otro de gráficas después del índice general.

 

Uso de los anexos

 

El último apartado de una tesis está conformado por los anexos, que consiste en documentos o evidencias que son relevantes para el trabajo realizado y que por su naturaleza no es conveniente incluir en el cuerpo mismo del documento, ya que puede remitirse al lector a ellos.
Evidentemente, anexos que no estén referidos en el documento no parecen cumplir ninguna función esencial, así que por ello se aconseja que cuando se haga referencia a ellos se incluya entre paréntesis la leyenda (Ver anexo tal).

 

Pueden incluirse en este apartado, por ejemplo, los instrumentos utilizados, cuadros o tablas concentradoras, transcripción de entrevistas (considerando los aspectos éticos de un trabajo de investigación). Y todos aquellos que sean importantes para evidenciar el trabajo que se llevó a cabo.